domingo, 26 de abril de 2009

Pandemia

En agosto de 1918, en tres lugares alejados unos de otros, una enfermedad hizo aparición. Era un brote de Influenza virus A, una variante de los H1N1.
A pesar de su baja tasa de mortalidad (entre el 2,5 y el 5%), la enfermedad se extendió por todo el mundo y 25.000.000 de personas murieron en menos de 6 meses, esta cifra es una estimación y algunos expertos consideran que el número real de fallecidos alcanzo más del doble en todo el mundo. Superó en número a los fallecidos por la peste negra y causó más de dos veces el número de bajas que la propia Primera Guerra Mundial.
Lo curioso es que en lugar de afectar principalmente a niños y ancianos (cosa que es de esperar, por ser más vulnerables) afectó a personas de entre 25 y 50 años.




18 meses después, el virus desapareció igual que había llegado y nunca se consiguió determinar la cepa concreta y mucho menos encontrar cura posible.

Hace cuatro días, me llegaba esta información al correo:

"Las autoridades sanitarias de Estados Unidos se mostraron preocupadas el martes debido a que un nuevo tipo de influenza propia de los cerdos infectó al menos a dos niños en California."


Estoy registrado en un servicio de La Sociedad Internacional de Enfermedades Contagiosas llamado ProMED-mail, que me informa continuamente de cosas de estas, normalmente leo lo que dicen pero procuro no pensar demasiado sobre ello. Les sorprendería saber la cantidad de cosas "alarmantes" que suceden día a día, sin ir más lejos el 16 de abril me llegaba un inquietante correo que les reproduzco parcialmente abajo:

"Las autoridades sanitarias de Rusia colocaron en cuarentena a 53 personas después de que una mujer murió de una enfermedad desconocida a bordo de un tren que se dirigía a Moscú, informó el jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS)."


Por desgracia en los últimos días estamos asistiendo a lo que puede ser (ojalá me equivoque) el comienzo de una pandemia. Todos los datos apuntan a que la situación se ha descontrolado, ahora toca esperar a que las medidas tomadas sean efectivas, pero se trata de luchar contra algo incontenible.

No quiero sonar apocalíptico, pero en 1918, no existían los medios de transporte que hoy en día existen, no era fácil moverse de un lugar a otro y hoy en día una persona puede dar la vuelta al mundo en pocas horas.

Con esto quiero decir que es prácticamente imposible contener una enfermedad en una zona concreta, ya hay registrados casos en Nueva Zelanda y en Francia, así como en Nueva York. Esta última ciudad representa un riesgo mucho mayor, ya que la masificación de personas y la gran cantidad de turistas que pasan por allí a diario, pueden ser el vehículo perfecto para catapultar el virus a escala mundial.

Parece algo de película de sobremesa, pero la realidad por desgracia puede superar la ficción. Las autoridades ya han dado la voz de alarma:


“Es claro que esto se ha generalizado. Y es por ello que les informamos que no podemos contener la expansión del virus”



Lo más preocupante es que no existe vacuna contra esta enfermedad y aunque existiera, sería inviable suministrarla al ritmo requerido por una hipotética pandemia.

Esperemos que todo quede en un "susto" que se ha llevado en apenas 4 días las vidas de casi un centenar de personas.

Se me vienen algunas preguntas al pensamiento, ¿Pueden existir intereses de algún tipo en algo así?, ¿Hasta qué punto la aparición cíclica de estas enfermedades es natural?, ¿Se hace todo lo posible por evitar que se expanda?, ¿Cuándo va a trascender el grado de mortalidad que presenta esta variante?, ¿Existe algo realmente eficaz que podamos hacer para evitar ser contagiados?...

Ahora animo a los lectores a dejar aquí su opinión, así como sus preguntas y dudas.



"La hora ha llegado..."

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola soy doctor residente en un hospital de Ciudad de México y la situación está lejos de estar " bajo control".
Como doctor, realizo que los medios no divulgan la verdad, pero quiero compartir esto antes de que sea tarde.

Las autoridades distribuyeron vacunas entre todos los personales médicos pero no dan resultados, porque 2 de mis compañeros que trabajaron en este hospital (internos) fueron infectados por este nuevo virus en menos de 3 días aunque fueron vacunados mientras que eran todos nosotros.
El número que se maneja de modo oficial de muertes es 20, sin embargo, el número verdadero de víctimas es más de 200, solo en mi zona.

Entiendo que debemos evitar para aterrarnos, pero diciendo la verdad que puede ser que sea mejor ahora prevenir y evitar más muertes.

Yeny Gregorio Dávila, Ciudad de México

Superpatata dijo...

Todo esto me da bastante miedo por una parte, pero por otra pienso que si me ha de tocar pues... qué se le va a hacer. La verdad es que las cifras son preocupantes,y como tú espero que se quede sólo en un susto, como lo de la gripe aviar y lo de las vacas locas hace unos años, en esas ocasiones, o por lo menos es mi sensación, la gente se alarmó más y luego no fue para tanto.
Pero también me da por pensar que nos estén ocultando algo, y eso es lo que me da más miedo, pero bueno.... basta ya de pensar en eso jeje.
Un saludo.

Antonio Feliu dijo...

Desde que siendo un imberbe de 16 años, leí, no recuerdo que novela, el "descontrol" de un virus en laboratorio, siempre me ha dado más MIEDO, si, miedo, un bichejo que no se ve, que cualquier arma de destrucción masiva o grupo terrorista.

Espero que los políticos, olviden la política y se pongan a "ayudar" en evitar una más que posible pandemia.

Saludos.
Toni

Sara dijo...

AYYYYYYYYYYY Jagovi, pero tú después de saber de todas estas cosas puedes seguir viviendo tan normal????puf!!!! a mi ya me ha entrado el yuyu, la hipocondría ésta mia, que malllllllllllllll!!!!estoy acojonadita perdida, por Dios te pido ven con noticias buenas y cuando las tengas informa por favor!!!!
Un abrazote lleno de temblores de miedoooooooooooo

azpeitia dijo...

Puede ser el principio de una guerra biológica desatada por los fanáticos de la media luna, podría se una forma de cortar la crisis despejando el panorama humano (muy duro de pensar) o el premio a nuestra soberbia de humanos.
Me gusta tu blog y el enfoque que le das....un abrazo de azpeitia

jagovi dijo...

Hola:

-Anónimo: Es labor de las autoridades evitar que cunda el pánico, me parece muy interesante su opinión, ya que es una opinión de primera mano. Muchas gracias, le doy toda la razón, es mejor prevenir.

-Superpatata:a todos nos debe dar miedo, es algo pequeño e invisible a simple vista, y a las personas todo lo que no podemos ver o controlar, nos causa pánico.Por desgracia parece que no sólo se quedará en el susto.

-Antonio Feliu: Hola Antonio, la verdad es que si que da más miedo, pero pensemos en estos bichitos combinados con esos grupos terroristas...la capacidad de hacer daño junto a los pocos escrúpulos, es algo que no quiero ni imaginar.

-Sara:No tengas más miedo del normal, sólo se trata de ser previsores, en poco hago un post sobre lo que sucede y cómo actuar.

-azpeitia: Es una grata sorpresa para mi saber qu ele gust ael blog, espero verlo por aquí comentando siempre que le apetezca, no es nada descabellado eso de que sea cualquier experimento o cualquier maniobra, no sería la primera vez, por desgracia para llegar a saberlo sólo nos queda esperar y vivir para verlo.. Un saludo.


Muchas gracias a todos por comentar, escribí este post sin querer ser catastrofista, pero no imaginaba que las cosas fueran a acabar así...la realidad supera la ficción.

KI dijo...

Exelentes y completas recomendaciones.

Gracias x eso.

Éxitos jagovi