sábado, 27 de marzo de 2010

La hora del planeta, la engañifa planetaria

Hola, hoy quiero escribir algo que me gustaría que llegara a muchos ojos. Es sólo una muestra evidente del sometimiento al que nos vemos expuestos cuando la gente que "maneja el cotarro" y parte y reparte se plantea jugar a los títeres.
Y todo porque el espíritu crítico lo mató hace algún tiempo la LOGSE, luego lo remató la LOE y su ESO...pero ahora no quiero hablar de esos ni aquellos.
Me gustaría ser un año más la mosca cojonera ANTI-ECOLOJETA, digo ecolojeta (léase jeta=caradura) y no ecologista, aunque cada vez más me cuesta discernir entre la jeta y el gesto.
Digo un año más porque el año pasado ya escribí sobre este despropósito.

A quien quiera ahorrarse un montón de letras torpemente ordenadas, le adelanto la conclusión de este escrito, "la hora del planeta", "el apagón ecológico" o como quiera le llamen, es una engañifa cruel despiadada y por la que (si existiera un Torquemada de la ciencia) algunos irían a la hoguera.

Ya está bien de deglutir todo lo que nos empaquetan en las ondas radiotelevisivas. Un poquito de por favor, seamos críticos, preguntemos, hablemos entre nosotros. Hay que desarrollar la función psicosocial del habla, hay que dialogar y debatir. Seguro que muchos de ustedes no se han preguntado lo que sucede con el apagón ecológico, seguro que todos lo ven como la medida definitiva para aportar el granito de arena en contra de la jodienda profunda a la que sometemos el planeta.

Siento ser quien les diga que su conciencia ecológica (que espero que desarrollemos cada vez más) no se puede sentir más limpia si han participado en la hora del planeta.
Al contrario, el apagón no es NADA ecológico, no ayuda en NADA a reducir la emisión de CO2, y no sólo eso, sino que además como les demostraré, es perjudicial ya que aparte de fastidiar a Red Eléctrica Española, hace que la producción por medio de una fuente renovable como puede ser la eólica, se vea disminuida.

Pero vamos a los datos, la demanda de energía ha caído... ya lo creo, es normal que caiga, hay apagón.
Pero ¿Qué más ha caído?... ¿Ha cesado la fisión en los reactores de las centrales nucleares?, ¿Han detenido la combustión en las termoeléctricas?, ¿Han dejado de quemar combustibles para obtener calor y hacer electricidad?.... la respuesta es.... NO.
Entonces la pregunta es la siguiente ¿Qué ha pasado durante el apagón? la respuesta es algo compleja, pero básicamente la demanda de energía ha disminuido.
Este descenso de demanda se traduce en un exceso de "oferta" y de energía saliendo de los alternadores sin ningún destino.
Esto no es nada bueno para el sistema de manera que hay que frenar como sea la producción de energía, ya que la producción y el consumo es algo que debe ir lo más acoplado posible.

¿Cómo se frena la producción de energía?... pues es imposible parar las centrales térmicas, de ciclo combinado o nucleares en un plazo tan corto, y además sería muy costoso realizar esta maniobra. De manera que lo más sencillo es hacer que los generadores eólicos paren y dejen de aportar energía.
En el momento del "apagón" más del 11% de la producción que satisfacía la demanda, pertenecía a energía eólica. Por lo tanto, el exceso de energía no consumida en la red (hasta un 11% del total) pudo ser amortiguada por el paro de los aerogeneradores.

De manera que sin ninguna duda, les comunico que lo único que se ha conseguido con la "hora del planeta" ha sido parar los molinos de viento (además en una proporción mínima).
Durante esta hora en la que Capitán Planeta no ha podido ir al tinte con su ropa, se han seguido quemando combustibles fósiles o gas en las termoeléctricas, las barritas de uranio han seguido en su reactor más calientes que el palo de un churrero y no se ha dejado de emitir ni un gramo de CO2...pero eso si... el consumo de energía ha caído.

Por lo tanto ¿En qué ayuda esto a luchar contra las emisiones de CO2?, pues no voy a ser muy negativo, a ver, técnica y objetivamente en NADA. Pueden existir argumentos que vean la importancia de este "apagón" en el hecho de cambiar la mentalidad y concienciar. Pero en este caso, sería mejor concienciar con hechos o iniciativas que realmente ofrezcan resultados positivos. Este es el caso de la opinión de Miguel Ángel Valladares, director de comunicación de WWF: "No se trata de ahorrar energía sino de sensibilizar a la población de la importancia de luchar contra el cambio climático". (fuente)

Por ejemplo educación sobre el uso de lámparas de bajo consumo (que quizás ahorren energía, pero para fabricarlas se requiere un proceso nada "ecológico"), iniciativas como encender únicamente las luces necesarias, subir la temperatura del aire acondicionado en verano o bajar la de la calefacción en invierno. Tal y como dije en el post del año pasado.

En resumen quiero decirles que no se dejen engañar, les animo a ser críticos y sobre todo a preguntarse el porqué de las cosas.

Un símil que tengo ya muy trillado pero que me gusta es el comparar este "apagón" y su nula efectividad con el ir al trabajo y hacer huelga de brazos caídos por las emisiones de CO2 que se producen al conducir.
Acción inútil ya que una vez en el trabajo, la emisión ya ha sido realizada. Con esto quiero decir que no se puede luchar contra algo atacando su consecuencia, sino su causa.

Ahora adjunto algunas imágenes que son reveladoras.
Aquí está la producción eólica en relación a la demanda en España del día 26 de marzo de 2010:


Es una producción más o menos regular, he de decir que la producción eólica es la más variable debido a las fluctuaciones en la velocidad del viento. Pero lo normal es que en una misma jornada, la producción se mantenga en torno al mismo valor.

Ahora veamos la producción eólica el día de la "hora del planeta":

Curiosa evolución ¿verdad?, quizás alguien decidió ir desconectando centrales eólicas en previsión al "apagón"... Pasamos de un día en que el 55% de las centrales eólicas estuvieron generando, a otro en el que sólo lo hizo el 19%.

Creo que una imagen vale más que mil palabras, por ello les pongo los siguientes gráficos de consumos y generación del día y momento del "apagón".







Y bueno...espero comentarios, preguntas opiniones y sobre todo argumentos.


"Llegaron a mi alma, voces de libertad..."

3 comentarios:

Pedro dijo...

Muchas gracias, Jagovi, por estas aclaraciones.

No soy un habitual en el mundo de los Blogs y mucho menos comentándolos.

Pero llevo un tiempo buscando explicaciones de este tipo. He oido muchas veces que si el planeta está sufriendo, que si debemos darle un respiro, etc etc. Pero suponía que no debía ser muy bueno para las centrales eléctricas y empresas relacionadas estos bajadas de demanda tan repentinas, que aún sabiendo cuando se producirán, nunca sabes en que magnitud.

Por lo menos ahora podré explicar a quien opine lo contrario, que apagar la luz durante una hora, no sirve de mucho, que el verdadero ahorro y la verdadera concienciación se consiguen "dandole un respiro" al planeta día a día.

Gracias, y un saludo.

jagovi dijo...

Muchas gracias Pedro, por pasar y comentar.

Por supuetso que el planeta se merece un respiro, pero eso se consigue día a día, rebajando nuestro consumo de modo mantenido y paulatino.
El hecho de apagar todo en un mismo instante, no es nada ecológico, es simplemente una manera de "protesta", una medida antisistema. Disfrazarla de acción ecológica es una "mala arte".
Como prueba están los datos de geenración y consumos del dia en cuestión... eso vale más que cualquier opinión.


Un saludo.

Golpe dijo...

Estoy de acuerdo con lo comentado por Joagovi, pero entiendo que esto del apagón, no es más que un acto simbólico. No busca resultados más allá de los mediaticos.
De todas formas, no estaría mal que el gran público viese los gráficos de producción/consumo del día 26, ya que al forma de proceder de REE non es inusual, la energía eólica se usa de comodín por s rápida respuesta al arranque (siempre que sople eolo,eolo está).
Quizás los de WWF deberían buscar otras formas de concienciar, no a la población solamente, si no a nuestros gobernantes.
Enhorabuena por el blog.