lunes, 23 de junio de 2008

No es momento de reir

No sé si les ha pasado que en un momento inapropiado han tenido la necesidad imperiosa de reírse. Me refiero a esas veces que o por cansancio o por cualquier otro motivo, algo nos hace gracia y necesitamos reírnos.

Puede que sea una situación delicada, incluso puede que sea un momento de rigor y solemnidad. El caso es que una vez que esa chispa de la risa recorre nuestro cerebro...no podemos dejar de querer reír.

Intentas pensar en lo fuera de lugar que están tus ganas de reír, intentas analizar la seriedad del momento, pero esto solo sirve para encontrar más cosas que te hacen reír...
Son situaciones realmente incómodas y que pueden salir caras dependiendo de dónde nos sucedan.
Nunca dejaré de sorprenderme con las reacciones del cuerpo en determinadas situaciones...

En un ataque de risa la "fuerza de voluntad" queda anulada y la cosa más simple y tonta puede ser el motivo de la carcajada más sonora lo peor es intentar no reírse, entonces nos reímos "para adentro" y puede que llegue a sonar ese ruidito que sale de la nariz y que indica que alguien se está "descojonando". En ese punto el ataque de risa puede volverse fulminante para la actividad social que realizas...

No sé por qué es algo que esté mal visto, la risa nos diferencia del resto de animales, creo que todos hemos tenido alguna vez en mayor o menor medida este tipo de sensaciones. No comprendo por qué cuando alguien se siente así, se rechaza esta actitud y se ve como un insulto al resto de personas, termina siendo un momento violento.

Personalmente suelo reírme de todo, siempre tengo un motivo para reírme, le "saco punta" a cualquier cosa, esto me ha salido "caro" algunas veces, en otras la gente se termina animando y acaban riendo conmigo.
Por ejemplo, soy el odioso tipo de "ser" que no puede evitar reírse de las caídas. Es algo superior a mi, es ver a alguien caerse y no puedo evitar reírme. Incluso me sucede cuando me caigo yo. Eso sí si veo que la caída no es la típica caída tonta dejo de reírme. Sé que está mal, se que "no es natural", pero no lo puedo evitar...nadie es perfecto :)

Aquí les dejo lo que le sucedió a una persona que sufrió un ataque de risa "en directo" en la televisión belga....fue despedido.
La situación es muy dura, pero el presentador no puede evitar reírse. Seguro que no lo hace de la mala suerte de los invitados, ni de su estado, simplemente se ríe... jugadas de la mente:





Supongo que es consciente de la tragedia que viven las personas invitadas al programa, pero aún así se le hace imposible aguantar sin reírse.

En este caso, lo que han visto, se trata de un gag "cómico", es una situación ficticia creada por un programa de humor belga... pero se parece peligrosamente a la realidad...

Este es un ataque de risa colectivo en un pleno del parlamento andaluz...(lo que no pase en mi tierra...), lo mejor del vídeo: el final "zuspendemoh la ZEZIÓN..."




A este alcalde le parecía gracioso que los bomberos de su ciudad "estén bien dotados":






¿Han sufrido alguna vez un ataque de risa?...yo creo que vivo en uno continuo...




"Sean felices... no cuesta tanto"

11 comentarios:

Lluvia dijo...

Vengo desde Neurotransmisores y me ha parecido muy interesante tu post!!!... Cuando yo estoy nerviosa me da por reirme.. no puedo evitarlo.... Recuerdo una vez que el profe de quinto año de bachillerato(hace tiempo ya!) me llamo para decirme que me quedaba quimica... solo reia y el creyo que me burlaba de él... Grandioso tu blog!

Cuidate!

Lucía dijo...

A ver... yo recuerdo un funeral (en misa, no sé por qué, siempre me han entrado ataques de risa incontenibles), era la época de Chiquito de la Calzada y el cura era un plasta, plasta... y en esas, alguien que estaba a mi lado, dijo "este cura es un fistro"... njo veas el ataque de risa que nos entró. Y soy consciente de que es una tontería, pero en ese momento, sabiendo que encima no podía reírme, el ataque fue tan incontrolable que nos tuvimos que salir...

Un beso.

En el Nucleo dijo...

me han dado muxos atakes de risa a mi,en los peores momentos muxas veces.
generalmente,cuando hay algun compañero exponiendo un trabajo,a veces m entra el atake y se me oye a mi sola partiendome...
es horrible
un saludo¡

Sarantontón dijo...

Me encanta el video de la dotación de los bomberos. Cada vez que lo veo me parto de risa.

Yo estudiaba en un colegio de monjas y teníamos misa una vez a la semana y siempre pasaba algo que nos hacia mordernos para no reirnos. Había una monja que tocaba la guitarra y cantaba y cuando lo hacía movía los dedos de los pies tipo haciendo la ola. Te juro que ella podía hacerlo!, yo por mas que lo intento no lo consigo. Encima la buena señora cantaba haciendo falsetes y entre eso, los pies, la guitarra,... no podía.

Esas situaciones son incómodas pero las que hacen divertida la vida :)

Besos

Sara dijo...

Pues también a mi me han pasado algunas de estas situaciones... y como dicen por aquí en el peor momento pero...lo entendieron.
Los videos buenisimos...he reido a mandibula batiente.
Veo que has salido de tu cueva con energía y partido de risa, eso está muy biennnnn, pero que muy bien.
Un abrazo

le cactus dijo...

tuve un ataque de risa esta semana en una clase...con tanta mala suerte que quede justo justo en la visual del profesor mientras eso me pasaba.....cuando tomo lista al final me preguntó que era lo que me había pasado...obvio que no podía contar el motivo por el cual me reía.....
Intento reirme todo el tiempo y mas me causa si me rio de mi misma!

Nickosss dijo...

Muy bueno!!!
Si, me ha pasado eso y es incontenible, al mismo tiempo es lo mas lindo que nos pasa de las situaciones espontáneas de la vida, aunque si te agarra en un mal momento.. se complica. Jaja
llegue aca por neurotransmisores al igual que Lluvia.

Bueno nos vemos, saludos!!

jagovi dijo...

·Lluvia: GRacias por pasar, debe de ser una de esas respuestas inexplicales del cuerpo humano... hay veces que nuestras reacciones nos vienen impuestas por una fuerza superior. Muchas gracias.

·Lucia:vaya momento...la verdad es que hay veces que el comentaio justo en el tiempo exacto puede ser una bomba de relojería.Gracias por pasar

·En el núcleo:Si, es horrible, pero creo que suelen dar por el aburrimiento y el cansancio..la mente busca un escape...y ese escape debe de ser la risa.

·Sarantontón:Al leer lo de la monja me he reido hasta yo...lo veía, hilarante..jaja la imagino cantano en falsete..dominiqui niqui niqui...jajaja


·Sara:Me alegra saber que te gustan los vídeos, hay muchos más por ahí pero no he querido poner más para no recargar, busca un poco por youtube o similar y verás que buen rato.

·Le cactus:los ataques en las clases creo que nos pasan a todo, son muy incómodos...solo nos queda esperar la comprensión...



Un saludo y gracias por pasar.

karen dijo...

Lo acepto, no soy muy barata para las risas, mi sentido del humor esmás bien, cítrico...es lo mío, pero me ha pasado, este año 2 veces...2 ataques de risa que al menos no fueron inapropiados, de esas que te sacan la lágrimas...

Pero no veo mal que las personas se rían...

Y tampoco me parece esa opinión sobre las risas políticamente incorrectas...

Todos deberíamos aprender a reir más...

María dijo...

Jajaja, Dios mío, lo que me he reido yo con tu entrada...

Tienes toda la razón, un ataque de risa es muy malo... recuerdo en el cole, alguna vez que me tocó leer un trozo de un texto y no podía parar de reírme.

Pero sin ir más lejos, el otro día fui con un amigo a tomar algo a una zumería, y le pedí un batido de plátano y naranja. La camarera me dijo que no tenía ni plátanos ni naranjas... No sé por qué motivo me hizo tantísima gracia, que no pude decirle de qué quería el batido hasta pasados 10 minutos, que la pobre volvió a ver si se me había pasado el ataque. Pero lo peor fue que cuando volvió, empecé de nuevo a reírme...

En fin, MUY buena tu entrada :D Y por cierto, ¡hola! es la primera vez que entro a tu blog ;) Te invito al mío si te quieres pasar (mariaar84.blogspot.com).

Besos

Capitana dijo...

Muy bueno el post, encima esa risa tonta es contagiosa, me he reído mucho con los vídeos, que incómodo que es cuando te da en situaciones que no debe, pero al menos te lo pasas bien un rato.